11/12/2017

A partir de enero, las Estaciones de Servicio dejan de cobrar con tarjetas de crédito

Lo confirmaron los dirigentes agrupados en CECHA, luego de un largo debate.

CECHA acompaña el reclamo  iniciado por FAENI de llevar a las autoridades del gobierno nacional el reclamo a las tarjetas de crédito (del cobro de un arancel del 1,5 por ciento abonado a los 28 días), mientras se evalúa  la implementación de la suspensión a partir del primero de enero, de manera rotativa y escalonada, empezando los fines de semana”, fue la escueta y concreta conclusión a la que llegaron los dirigentes estacioneros de diferentes zonas del país reunidos ayer en una Asamblea de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina.

De esta forma, luego de un debate que se prolongó durante toda la jornada, los dirigentes del sector minorista de combustibles definieron estas acciones a seguir luego de insistentes y reiterados intentos de conseguir a través de reuniones e intercambio de cartas e informes, una respuesta de las autoridades tanto de las empresas financieras como así también, de los responsables del Estado.

Al respecto, el Presidente de CECHA, Carlos Gold aseveró a surtidores que “estamos muy preocupados por este arrollamiento que las entidades de tarjetas hacen sobre la economía de nuestro sector, avasallando con el 15 por ciento de la rentabilidad”.

A este problema, el directivo sumó la otra pata de las causas que perjudican al expendedor, la cual pasa por el plazo de cobro de estos montos. “Recién cobramos a los 30 días de la venta y las tarjetas nos siguen reteniendo un gran volumen de impuestos cuyo saldo a favor que nos genera, se nos hace imposible de recuperar”.

Desde la confederación decidieron estas medidas para “exigir que esta situación se revierta”. Por ello, se realizará en forma gradual, por zona y en diferentes horarios, “con la intención de perjudicar lo menos posible a los clientes”.

Entre las opiniones que se dieron en la reunión, desde los diferentes representantes hubo coincidencias en el hecho de que los emisores de plásticos deben dar de baja estos aranceles y reducir los plazos de acreditación, para  fomentar las ventas y reducir el uso del efectivo para beneficio de todos.

En los últimos días, Alberto Boz, titular de FAENI,  había expresado que la campaña iniciada en Santa Fe, “es relevante si queremos evitar encarecer los combustibles perjudicando al público consumidor y apartarnos de la batalla que encabeza el Gobierno Nacional por reducir la inflación”.